La importancia de la cartografía en Misiones

La cartografía es la representación bidimensional temática de la realidad territorial, ejecutada con orientación, exactitud, fidelidad y adecuación. El objetivo de la cartografía es producir información virtual del espacio territorial y hacerla asequible al hombre en un documento cartográfico (mapas, cartas y planos), el que debe ser ejecutado con especialidad, legalidad y autenticidad.

Artículo de opinión de la Asociación Civil para Estudios Territoriales por el Día nacional de la disciplina, que se conmemora este viernes 26 de junio.

Posadas-desde-el-aire

Vista aérea de Posadas | Foto Susana Bartz

La cartografía posee tres elementos fundamentales y distintivos, que son: la escala, la proyección y los símbolos.

La escala es el factor de proporcionalidad que permite adecuar esa realidad material y reflejarla en un documento cartográfico.

La proyección cartográfica es el algoritmo matemático que permite representar bidimensionalmente el espacio territorial, es la consecuencia de que nuestro planeta es un esferoide irregular, denominado técnicamente geoide, el cual no se puede desarrollar  su superficie sobre un plano bidimensional sin que no sufriera las consecuentes deformaciones superficiales representadas.

Por último, tenemos los símbolos, que son los trazos y signos convencionales que el cartógrafo utilisza como lenguaje comunicacional para representar temáticamente con adecuación la realidad territorial.

Una parcela de 21,65×43,30 metros tiene una superficie de 937,445 m²; al simplemente proyectarse al Sistema Posgar 2007, sus medidas cambian a 21,66×43,31 y su superficie pasa a tener 938,095 m², es decir 0,65 m² más sin que sus límites ni las causas jurídicas que le dieron origen hayan sido modificadas.

Si en lugar de Posgar 2007 utilizamos la Proyección Cónica Conforme de Lambert para Sudamérica, las dimensiones de la parcela utilizada como ejemplo pasan a tener 20,57×41,14 metros y una superficie de 846,245 m², es decir 91,19 m² menos.

Este ejercicio comparativo practicado en la zona céntrica de la ciudad de Posadas sirve para demostrar la importancia de disponer de cartografía precisa, conociendo si los límites publicados son los obtenidos de un levantamiento topográfico o de un documento cartográfico.

En este último caso, pasa a ser extremadamente necesario saber la Proyección Cartográfica utilizada en el citado documento.

A partir de las diferencias observadas, tenemos una aproximación a la importancia de disponer un registro de documentos cartográficos, comúnmente llamado Catastro Territorial, donde todos los planos de mensura se encuentran ordenados y debidamente registrados.

Esos documentos permiten la construcción de escenarios territoriales sobre la cartografía básica. Escenarios que permiten representar la densidad de población, aspectos relacionados con el uso del suelo, la trama vial, etcétera.

Pero el origen, y por ende la veracidad y precisión que ofrecen, proviene de los documentos cartográficos (planos de mensura) registrados en el catastro provincial.

Hoy existen muchas herramientas que permiten la confección de cartografía; de hecho, a diario vemos que los gobiernos invierten millones de pesos y múltiples recursos en la elaboración de productos basados en la cartografía originada en el catastro (a veces).

Pero poco se conoce sobre los autores de estos documentos, cuál es su profesión, dónde se especializaron en cartografía, cuáles son sus conocimientos técnicos que les permiten producir mapas con respaldo del Gobierno provincial.

La Ley nacional 26.209, complementaria del Código Civil, establece en su artículo 1 que:

Los catastros de las provincias son los organismos administradores de los datos correspondientes a objetos territoriales y registros públicos de los datos concernientes a objetos territoriales legales de derecho público y privado de su jurisdicción. Constituyen un componente fundamental de la infraestructura de datos espaciales del país y forman la base del sistema inmobiliario en los aspectos tributarios, de policía y ordenamiento administrativo del territorio. Administrarán los datos relativos a los objetos territoriales…..

Esta ley nacional, vigente desde 2007, tiene dificultades para su instrumentación en Misiones por la promulgación en 2011 de la Ley provincial II N° 24, que contiene errores conceptuales y artículos agregados que no fueron aportados por los agrimensores que colaboraron en su redacción.

Es necesario que una revisión de esta norma provincial permita que el catastro misionero evolucione con la demanda que el desarrollo de la provincia necesita.

Por los agrimensores Carmelo Mónaca (Docente de esta institución), Cesar Camblong, Horacio Belloni, José Vanasco, Gustavo Mastropiero y Ramiro Baez (Asociación Civil para Estudios Territoriales, en formación)

www.primeraedicionweb.com.ar

También te puede interesar...